top of page

BENEFICIOS DE LOS DEPORTES ACUATICOS DE LA FAMILIA DEL SURF COMO: WINDSURF, WINGSURF, PADDLESURF,KITESURF.



Aprender un nuevo deporte relacionado con el mundo del surf y el agua puede resultar muy beneficioso a nivel neuronal y físico. En realidad, cualquier tipo de deporte o movimiento tiene un impacto significativo en nuestro cerebro y nuestros sistemas de aprendizaje Kinestésico. A medida que envejecemos podemos perder rango de movimiento, la velocidad y los reflejos también disminuyen.


Pero sobre todo, una de las cualidades que perdemos más rápidamente es el equilibrio, por lo que todas las actividades acuáticas, relacionadas con el surf, el windsurf, el paddle surf, el wing foil y el kitesurf, tendrán especial incidencia en el mantenimiento y mejora de nuestras capacidades sensoriales. Capacidad motora de equilibrio.


Aquí comparto los principales procesos y cambios de los que podemos beneficiarnos al practicar estos diferentes deportes acuáticos.


Neuroplasticidad

El cerebro puede reorganizarse y formar nuevas conexiones neuronales en respuesta a la experiencia y el aprendizaje. Al aprender a hacer windsurf, por ejemplo, el cerebro se adapta y crea nuevas vías neuronales para procesar y almacenar la información necesaria para realizar los movimientos y técnicas específicos de este deporte.


Formación de nuevas sinapsis

A medida que practicas y repites movimientos específicos, las conexiones sinápticas entre las neuronas involucradas en esos movimientos se fortalecen. Esto mejora la eficiencia y precisión de sus habilidades motoras.


Activación de múltiples áreas del cerebro

Aprender un nuevo deporte requiere la integración de información sensorial, motora y cognitiva. Se activan varias áreas del cerebro, entre ellas:


a) Corteza motora: Responsable de planificar y ejecutar los movimientos.


b) Cerebelo: Implicado en la coordinación y el equilibrio.


c) Corteza somatosensorial: Procesa información táctil y propioceptiva (la percepción de la posición y el movimiento del cuerpo).


Liberación de neurotransmisores

Durante el proceso de aprendizaje y práctica se liberan neurotransmisores como la dopamina y las endorfinas. La dopamina se asocia con la recompensa y la motivación, lo que le ayuda a mantenerse concentrado y motivado. Las endorfinas, conocidas como hormonas de la felicidad, contribuyen a la sensación de bienestar y pueden reducir la percepción del dolor.


Memoria de procedimiento

Aprender cualquier deporte acuático nuevo implica el desarrollo de la memoria procedimental, que es la memoria de cómo hacer las cosas (habilidades motoras y hábitos). Esta forma de memoria se almacena principalmente en los ganglios basales y el cerebelo.


Desarrollo de la atención y la concentración.

La práctica de un nuevo deporte requiere un alto nivel de atención y concentración. Con el tiempo, irás mejorando estas habilidades cognitivas, lo que puede tener beneficios en otras áreas de tu vida.


Conciencia espacial y navegación

Navegar y maniobrar en el agua mejora la conciencia espacial y las capacidades de mapeo cognitivo. El hipocampo, una región del cerebro asociada con la memoria espacial y la navegación, se beneficia de esto, lo que potencialmente conduce a una mejora de la memoria y el razonamiento espacial.


Reducción del estrés y aumento del bienestar.

La práctica regular de windsurf y otros deportes acuáticos puede reducir los niveles de estrés y ansiedad, favoreciendo un estado de calma y bienestar. Esto se debe en parte a la combinación de actividad física, contacto con la naturaleza y concentración en el momento presente.


Reducción del estrés y función cognitiva mejorada

Practicar windsurf reduce el estrés al reducir los niveles de cortisol, una hormona del estrés. Los niveles más bajos de estrés se asocian con mejores funciones cognitivas, incluida una mejor concentración, memoria y habilidades para resolver problemas. El entorno natural también contribuye a una sensación de bienestar y claridad mental.


Integración sensorial

El windsurf exige la integración de múltiples entradas sensoriales, como los sentidos visuales (evaluación de las condiciones del agua y del viento), vestibulares (equilibrio) y propioceptivos (posición y movimiento del cuerpo). Esta integración multisensorial mejora la capacidad del cerebro para procesar y responder a información sensorial compleja, mejorando las capacidades generales de procesamiento sensorial.


Atención plena y concentración

El windsurf requiere un alto nivel de concentración y presencia en el momento, similar a la práctica del mindfulness. Esto puede mejorar la capacidad del cerebro para concentrarse, regular las emociones y reducir la ansiedad, lo que conduce a una mejor salud mental y función cognitiva.


Desafíos cognitivos y resolución de problemas

El windsurf a menudo presenta desafíos inesperados que requieren pensamiento rápido y resolución de problemas. Esto estimula la corteza prefrontal, la región del cerebro responsable de la planificación, la toma de decisiones y las funciones ejecutivas. Participar en esta área puede mejorar el control cognitivo y la capacidad de tomar decisiones.


Interacción social

Si se practica en grupo o en comunidad, cualquiera de estos grandes deportes puede mejorar la interacción social, lo cual es beneficioso para la salud del cerebro. Las actividades sociales aumentan los niveles de oxitocina, reducen el estrés y mejoran el estado de ánimo, contribuyendo a una mejor salud cognitiva y emocional.


En resumen, aprender cualquiera de los deportes relacionados con la familia del SURF como disciplina no sólo mejora tus habilidades físicas y motrices sino que también induce cambios positivos en el cerebro, mejorando la plasticidad neuronal, la coordinación, la memoria y el bienestar general.


Robert Brown. Alma Adventures. Mindful Learning.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page